rss feeds RSS / /

Las mejores playas de Francia

Por Enplenitud.com

Puede que Francia sea un país relativamente pequeño, pero sus playas son decididamente una cosa grande. Las costas de Francia se encuentran bañadas por el Océano Atlántico de un lado, y el Mar Mediterráneo del otro.

Sus extensiones de playas están salpicadas de pueblos pequeños y deliciosos, y ciudades grandes y deslumbrantes.

Teniendo en cuenta nuestras recomendaciones, comienza ahora mismo a hacer los planes para unas vacaciones que combinen el encanto de las playas galesas y la relajación que sólo las aguas prístinas te pueden dar.

San Juan de Luz (Saint-Jean de Luz)
Situado en la costa sudoeste de Francia, en la región de Aquitania, este pueblo pequeño y encantador resulta altamente conveniente: está a unos pocos minutos de España y cerca de los Pirineos.

Está en el centro del siempre interesante País Vasco, y la cultura vasca, única y adorable, puede apreciarse en todas partes.

San Juan de Luz es sin dudas un destino inevitable en Francia. Sus comercios, mercados, y cafés son propios de una ciudad, y aún así te encuentras en un poblado relativamente pequeño. Advertencia: estacionar es difícil (prácticamente imposible, a decir verdad).

Sus principales atractivos turísticos son: Sus playas y el puerto pesquero. Tanto las playas como los paseos alientan al callejeo por un entorno tan cuidado que parece un jardín japonés.

La playa de las familias es la principal playa de San Juan de Luz y se llama así porque es ideal para acudir con los niños. Su arena y sus aguas tranquilas son perfectas para pasar un día con los más pequeños.

Villefranche Sur Mer
Sólo a unos pocos minutos de Niza, esta playa tiene mejores arenas, es más tranquila, y está menos atestada de turistas que su afamada vecina.

Sólo hay un puñado de comercios y cafés en este pueblo, pero echarse en la playa a tomar sol es una experiencia suprema. ¡Y sus aguas son increíblemente nítidas!

Algunas mansiones impresionantes se asoman desde las colinas circundantes, y hay un delicioso mercado que debe ser visitado.

Sus calles guardan ese sabor que los franceses saben dar, entre chic y elegante y que se esparce por todos los rincones.

Ocupa un lugar especial Le Rue Obscure, especie de laberinto bajo arcos, donde el tiempo parece haberse detenido para siempre.

La capilla de San Pedro, en el puerto de pescadores, fue decorada por Jean Cocteau, que aquí vivió. Y si quieres algo más de bullicio, en 5 minutos el ferrocarril puede depositarte en Niza.

La Grande Motte
Sólo una corta distancia desde la coqueta Montpellier (ciudad capital de Languedoc) de La Grand Motte. Este centro turístico y puerto deportivo, construido durante los años 1960 y 1970 sobre un terreno virgen, se caracteriza por una gran homogeneidad arquitectónica, entre los que los elementos más visibles son los edificios en forma de pirámide.

El ámbito de La Grande Motte ofrece una variedad de actividades a sus visitantes: deportes acuáticos, caminatas y excursiones a través de las 10 millas de caminos y senderos pedestres. Asimismo, las opciones deportivas son variadas y completas.

Lleva a tus niños al parque acuático, o juega un partido de golf o tenis. Realiza una excursión a Camargo para ver los flamencos, los caballos blancos, o los toros negros.

Cabo Ferret
Esta maravillosa península próxima a Bordeaux nos ofrece bahías por ambos flancos (con el océano al oeste y la bahía al este).

Este es un destino adecuado si lo que buscas es alejarte de todo, relajarte en playas tranquilas, hacer algo de surf, pesca o natación, y al mismo tiempo estar cerca de una gran metrópolis. La mayoría de los hoteles son dos estrellas y hay algunos campamentos de cuatro.

Sete
Este bonito pueblo de pescadores está plagado de museos, edificios históricos, y playas (tanto hacia el mar como hacia la laguna).

Las casas en hilera del puerto, todas pintadas de colores brillantes, ofrecen un espectáculo singular y digno de ser fotografiado.

Visita el Monte Saint Clair para obtener visiones panorámicas del mar y de la ciudad. Este pueblo puede ser una excelente parada para posteriormente hacer visitas a Montpellier, Beziers, Nimes, y Agde.

Argeles Sur Mer
A 20 kilómetros al sur de Perpiñán, en una de las regiones más soleadas de Francia, el sol, el mar, la montaña, las tradiciones catalanas, la gastronomía y la viticultura le dan cita con la calidad de vida en un entorno preservado.

En Argeles Sur Mer se unen 7 kilómetros de playa de arena y 2 kilómetros de costa rocosa, en un municipio que goza de la bandera azul tanto en en sus playas como en su puerto, y en cuyo territorio la superficie agrícola representa aún el 82% del total.

Es éste el único municipio de Francia que cuenta con dos reservas naturales: la del "Mas Larrieu" junto al mar y la del bosque de "La Massana" en el corazón de la sierra de la Albera.


Artículos Destacados