rss feeds RSS / /

Tauro - Compatibilidad Amorosa

Por Astrolabio.NET

El hombre Tauro con:

Aries: Uno estimula a la pareja, mientras el otro la afianza. Aries es autoritario e individualista, apasionado, creativo, enérgico, se involucra con entusiasmo, en tanto que Tauro es conservador, perseverante, seguro y hogareño, reflexiona detenidamente y hace prosperar a la pareja con lentitud. Tauro odia los conflictos emocionales, necesita de tranquilidad y comodidad que le permitan disfrutar de la organización de la rutina, por esto a veces se vuelve aburrido. Íntimamente, estas discrepancias favorecen a una relación audaz y apasionada. Tauro halla la madurez y la seguridad que necesita en Aries, en tanto a Aries le deslumbra la naturalidad y el ímpetu de Tauro. Siempre que a Aries no le fastidie la rutina periódica de su pareja o se le despierten los celos.

Tauro: Comparten las mismas habilidades y actitudes, por eso se conocen muy bien. Son equilibrados y flexibles. Son resistentes, leales, tolerantes y muy estables. Esta es una pareja perseverante, tranquila, y conservadora. Dogmáticos, hogareños, trabajan incasablemente para conseguir sus objetivos. A ambos les complace la ostentación, el conocimiento, las posesiones fastuosas. El entorno y el bienestar material los persuade de que han logrado una unión ideal. No existe la casualidad, los acontecimientos son ideados y proyectados celosamente. Son compañeros y cómplices. No existen obstáculos para una unión responsable, serena y perdurable. Aunque pueden aburrirse con tanta serenidad.

Géminis: Esta pareja halla el camino hacia el complemento. El nativo de Géminis es sociable y comunicativo, franco, fanático del ruido y el tumulto de la ciudad, ama la diversión y estar rodeado de amigos. Disfruta de cada momento sin ataduras. Contrariamente Tauro es sereno, sólido y conservador. Hogareño, protector, responsable y trabajador. Busca bienestar, prosperidad y calma. Estas diferencias fundamentales pueden crear conflictos que pueden empeorar gracias a la obstinación de Tauro. Pero Tauro puede sencillamente sentirse embrujado por la energía de Géminis y Géminis supone que Tauro le suministra la confianza y estabilidad que necesita. Esta unión consigue consolidarse y fortalecerse.

Cáncer: Compañeros, compinches y aliados. Son indiscutiblemente caseros, disfrutan de la vida en familia, bienestar y prosperidad. Preparan cenas románticas, se complacen con serenas noches a solas y proyectan sus inversiones económicas o personales con sensatez, juicio y prudencia. Tauro trabaja incansable y pacientemente para alcanzar su objetivo. Sabe defender muy bien lo que obtuvo y también aumentarlo en el tiempo. Ofrece beneficio recíproco, solidario y equitativo. Cáncer es un excelente jefe de familia, vive atento a las necesidades de su hogar. Necesita un clima cálido en el cual sentirse contenido. Unión serena y duradera, juntos componen su propio universo.

Leo: Inteligentes, sensuales, afectivos y atrayentes. La relación acrecienta las aptitudes de cada uno. Esencialmente Leo es Cálido, generoso, expresivo. Gobierna a su familia sabiamente transmitiendo seguridad y dignidad. Pero es, extravagante, singular, osado, atrevido y audaz. Contrariamente Tauro es prudente, cauteloso y conservador. Pero también casero y luchador por el bienestar de su familia, necesita tranquilidad y comodidad. Acepta con paciencia los sucesos, formulando un método sensato para poder llegar a su ideal. Leo se compromete a reconocer su egocentrismo para no lastimar a Tauro. Leo cautiva a Tauro con su luz, alegría y nobleza. La pareja sobrevivirá a la vida diaria si cada uno se esfuerza por ajustarse al otro.

Virgo: Esta pareja logra un casi completo equilibrio gracias a las cualidades particulares de cada uno. Virgo es todo un viaje hacia la madurez, es intelectual, trabajador ahorrativo servicial y muy ordenado. Es romántico pícaro y atrevido, aunque a veces tiende a esconderse en su trabajo. Tauro es sólido, conservador y perseverante. Es tierno, sensible y muy seguro de sí mismo. Admite con filosofía los acontecimientos confeccionando un plan sensato a fin de lograr su ideal. Odia los conflictos emocionales y en ocasiones son un poco obstinados. Sabe defender muy bien lo que ha conseguido así como también aumentarlo. Ama la tranquilidad y comodidad que le permiten disfrutar el hogar. Los nativos de estos signos se complementan, acomodándose a situaciones beneficiosas que satisfagan sus necesidades.

Libra: Ambos signos son extremadamente románticos y sensuales. Individualmente Libra es atracción y seducción. Respetuoso, moderado y prudente. Adora la tranquilidad y el buen gusto en el hogar, es intelectual y ama las reuniones y eventos culturales. Trabaja siempre para alcanzar la armonía y la belleza en todo tipo de relaciones. En tanto Tauro es tierno, sólido perseverante, conservador y hogareño. Trabaja implacablemente para otorgar bienestar y comodidad a su familia. Aunque la inclinación del sociable Libra por la diversión y el diálogo puede ser sofocada por la dicha que siente Tauro por el tranquilo nido que pretende formar. Del mismo modo la incapacidad de Tauro para conversar claramente puede alejar al persuasivo Libra. No obstante, es posible que con un poco de tolerancia y astucia, estos dos compañeros logren una relación duradera.

Escorpio: Aguda atracción en esta mezcla de signos ciertamente prudentes, decididos y ansiosos por lo corporal. Tienen posibilidad de felicidad familiar. Ambos aprecian el bienestar económico y para ello trabajan arduamente. Pero deben convivir en fraternidad de lo habrá una revolución. Individualmente Escorpio es intuitivo y apasionado, se juega todo por las personas que quiere. Es magnético, sensual y estratega. Concentra todas sus energías en lograr lo que se propone, aunque son muy temidos porque descubren el punto débil de los demás y saben como y cuando usarlo. Por otro lado Tauro es conservador, perseverante e implacable, si no está listo para comprometerse. La persistencia de Escorpio puede ser intolerable. Es el cielo o el infierno, todo o nada.

Sagitario: Seres antagónicos, el día y la noche. Uno reside en un mundo imaginario, mientras el otro nunca abandona la realidad. Sagitario ama fugarse de la realidad, recorrer nuevos caminos y reemplazar lo viejo por lo nuevo, lo malo por lo bueno, su confianza en la vida y en los demás le concede alegría y entusiasmo; en tanto Tauro lanza raíces firmemente, es testarudo, necesita tranquilidad y comodidad que le permitan disfrutar de la organización de su hogar así lentamente alcanzar un verdadero beneficio. El dócil Sagitario se acomoda fácilmente a distintas situaciones mientras que Tauro testarudo, huye de aquellos ambientes que le incomodan. Cada uno vive en un universo distinto al del otro, será difícil conseguir un efectivo entendimiento pero no imposible.

Capricornio: Tauro y Capricornio parecen estar creados el uno para el otro. Valoran el bienestar económico y les gusta disfrutar de la belleza. Particularmente Capricornio es cáustico, irónico y sarcástico; ambicioso, bondadoso, amable, pacífico, trabajador y sensato. Todas estas cualidades cautivan a Tauro quien es tolerante, prudente, firme en sus convicciones, perseverante y conservador. Al igual que capricornio es ambicioso, hogareño y sabe defender muy bien lo que consiguió y también aumentarlo. Les encanta dialogar, su comunicación es excelente. Confían el uno en el otro, jamás se injuriarán o traicionarán. Ambos pueden lograr una relación sólida y duradera.

Acuario: Si bien estas personalidades son bastante opuestas, pueden lograr conformar una pareja estable, aunque tendrán que trabajar para conseguirlo. Particularmente Acuario posee ideas de libertad, hermandad, amor universal. Sobre todo por la rebeldía que caracteriza a este signo y por romper con lo tradicional o socialmente impuesto. Contempla el futuro que desea vivir intensamente, sueña siempre con nuevos horizontes, le desagrada la rutina, lo conservador y en esto se enfrenta a Tauro que goza con valores perdurables como la tierra, la familia y el pasado. El nativo de Tauro suele ser obstinado, perseverante e implacable; acepta con paciencia las circunstancias elaborando un plan prudente con el fin de alcanzar su objetivo. Para el bien de la relación deberán ceder un poco, ser tolerantes y comprender que cuando se ama siempre hay algo que sacrificar para lograr la armonía

Piscis: Pareja estable y armónica. Esencialmente Piscis es romántico y sentimental, fantasioso y místico, comprensivo y abnegado, su entrega es incondicional, para él no existen las fronteras emocionales, busca todos los modos de hacer feliz a su pareja, a cambio de afecto y seguridad. En tanto Tauro posee resistencia, calma, paciencia, inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo, pero cuando se enfada, puede volverse violento. Por esta razón es necesario buscarse un socio idóneo. Disfrutan de paseos juntos, son hogareños, su amor físico es mágico, místico e intenso. Tauro vive el amor de modo completo, constante y sin ligerezas. A esta pareja le espera un futuro prometedor.

 

La mujer Tauro con:

Aries :Su desbordante energía física, sinceridad e independencia aumentan su confianza, otorgándole mayor autonomía. Aries posee poca tolerancia y con frecuencia, se produce contraposición de personalidades. Por ser Aries sumamente individualista, necesita que sus espacios y tiempos sean respetados. Será posible un equilibrio cuando ambos tengan una misma meta, que les estimule a trabajar juntos para conseguirla, de lo contrario, surgirá la disputa. El deseo y la seducción es la clave de esta unión, en donde la pasión entre ambos es impetuosa y ardiente. Les despreocupa la opinión de los demás, por ello disfrutan vivir el aquí y ahora.

Tauro: Comparten las mismas habilidades y actitudes, por eso se conocen muy bien. Son equilibrados y flexibles. Son resistentes, leales, tolerantes y muy estables. Esta es una pareja perseverante, tranquila, y conservadora. Dogmáticos, hogareños, trabajan incasablemente para conseguir sus objetivos. A ambos les complace la ostentación, el conocimiento, las posesiones fastuosas. El entorno y el bienestar material los persuade de que han logrado una unión ideal. No existe la casualidad, los acontecimientos son ideados y proyectados celosamente. Son compañeros y cómplices. No existen obstáculos para una unión responsable, serena y perdurable. Aunque pueden aburrirse con tanta serenidad.

Géminis: Difícil combinación, pero no imposible. Géminis posee una personalidad versátil, inestable e indecisa, activa, innovadora, ingeniosa, comunicativa, imaginativa y crítica. Huye de la rutina, necesita que su pareja cambie cada día. Le gusta rodearse de personas, mientras que Tauro es trabajador, perseverante, celoso, posesivo, paciente, testarudo, un poco ambicioso y tacaño. Hogareño y sereno. Sumamente leal a sus seres queridos, pero vengativos con los que lo dañaron. Apasionados, románticos, sensuales y fieles. Busca comodidad y tranquilidad. Es cauteloso, agradable, tradicional. Tauro puede fácilmente sentirse cautivado por la vivacidad de Géminis. Además, este último considera que el compañero Tauro le proporciona la seguridad y estabilidad que él no posee. Paciencia, tolerancia y mucho amor, ayudaran a fortalecer esta relación.

Cáncer: Compañeros ideales. Hogareños, gozan plenamente la vida en familia, un buen plato acompañado por un buen vino y el bienestar económico. Necesitan tranquilidad y comodidad que les permita disfrutar de la organización de la rutina y asegurar su vejez. Son posesivos, seguros y muy conservadores. El romanticismo y la pasión son el motor que los estimula. Cómplices y amigos a quienes les agrada proyectar un próspero porvenir, elaborando planes prudentes para alcanzar sus objetivos. Trabajadores incansables con el fin de lograr construir un paraíso de su hogar en el cual recluirse al final de la jornada. Excelentes padres de familia, siempre atentos a las necesidades, brindando un clima cálido basado en el respeto y la contención. Conforman un único universo, sumergidos en la tranquilidad, armonía, respeto y amor sincero.

Leo: Dos espíritus con mucho en común. La potencia del temperamento, la madurez y la entereza de Tauro, se complementan perfectamente con el carácter, energía y la confianza de Leo. Tauro posee cualidades como la obstinación, serenidad, paciencia, inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo, pero cuando se altera, puede volverse violento. Por esta razón es necesario buscarse un socio idóneo. Leo es servicial, atento y romántico con su pareja, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Leo necesita un compañero sensible y cariñoso. Precisa sentirse siempre como un auténtico vencedor en todo lo que emprende y de ningún modo se deprime por algo que no ha conseguido, siempre busca ser optimista. Pero el extravagante León puede colisionar con el siempre prudente, reservado y sobrio Tauro, y si Leo no controla su individualismo, Tauro se sentirá lastimado. El secreto para esta pareja será amor, serenidad y tolerancia mutua.

Virgo: Ambos signos se integran muy bien. Necesitan que la tranquilidad y comodidad les permita disfrutar de la organización de la rutina y asegurar su vejez. Son posesivos, seguros y muy conservadores. El romanticismo y la pasión son el motor que los estimula. Trabajadores incansables con el fin de lograr construir un paraíso de su hogar en el cual recluirse al final de la jornada. Tauro es amable, paciente y honesto en sus sentimientos. Tauro posee paciencia e inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo, pero cuando se altera, puede volverse impulsivo. Por esta razón es necesario buscarse un socio habilidoso. Los puntos de vista de ambos relacionados con la vida y la economía son semejantes. Virgo es razonable, organizado, considerado, demostrativo, sensible y romántico. Es compasivo y estricto. Lucharán juntos y lograrán cumplir todas sus metas.

Libra: Esta relación está impregnada de romanticismo y sensualidad. Es probable que las dificultades surjan por la imposibilidad de Tauro para expresarse, dialogar o comunicar sus sentimientos. La obstinación de Tauro causará malestar en la pareja, particularmente el nativo de Tauro es agradable, paciente y honorable en sus sentimientos. Tauro posee entereza e inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo, pero cuando se perturba, puede volverse impulsivo. Por esta razón es necesario buscarse un socio hábil como Libra: sociable, comunicativo, tolerante, abierto, diplomático y educado. Es romántico y soñador. Usa una máscara agradable y condescendiente para evitar la discordia; es inteligente y mediador. Ciertamente a Libra le desagrada la rutina y prefiere divertirse fuera del hogar, por el contrario al hogareño Tauro le apasiona disfrutar cada momento de la vida en familia. Ambos deberán ser tolerantes y ceder un poco para complacer a su compañero por el bien de la relación

Escorpio: Es una recíproca admiración la que estos seres manifiestan. Ambos trabajan arduamente para alcanzar el éxito tanto en lo material como en lo espiritual. La clave para su triunfo futuro es la organización y el optimismo que aporta Tauro. Escorpio suele ser un poco negativo, además de ser intuitivo y apasionado. Ambos son muy tercos, testarudos, obstinados y necios; esto puede perjudicar la relación si no ejercitan la tolerancia, el diálogo y la reflexión. Ambos son leales, trabajadores y muy hogareños. Los celos de Escorpio pueden fastidiar a Tauro, pero no irá más allá de una discusión, ya que Tauro hará entrar en razón inteligentemente a Escorpio. Es factible el fortalecimiento de esta relación pues existe una curiosa atracción entre ellos.

Sagitario: Una combinación bastante placentera. Ambos se esfuerzan por conseguir aquello que se proponen, especialmente si se trata de dinero. Los une pasión increíble, existe una intensa atracción sexual en esta relación. Pero también los unen las diferencias, poseen cualidades opuestas: Tauro es una persona familiar y hogareña, en tanto Sagitario, evade el compromiso. Sagitario reside en un mundo imaginario, mientras Tauro nunca abandona la realidad. El primero adora evadirse, recorrer, mientras que Tauro se instala firmemente. Individualmente Sagitario posee muchos amigos, demanda su propia independencia, el amor, para él, no debe despojarlo de la libertad. El es divertido, apasionado, bondadoso y liberal. Pero acostumbra ser ásperamente sincero y defensor de la verdad. En tanto la obstinación de Tauro causará malestar en la pareja, es sugestivo, paciente y susceptible en sus sentimientos, posee integridad e inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo. Todas estas diferencias parecen unirlos intensamente, logrando un equilibrio en la relación que los mantiene en armonía.

Capricornio: Estos seres son muy compatibles, sienten una atracción única y la comunicación entre ellos es grandiosa. Ambos son trabajadores incansables en lo que se refiere a cumplir sus propósitos, sin importar la dificultad que se presente los conseguirán. Valoran el bienestar económico así como también el respeto y la confianza. Poseen muchas cualidades en común, gracias al diálogo permanente que mantienen se conocen muy bien. Les agrada la vida tranquila, aspiran al progreso material, laboral y espiritual. Capricornio es conservador, reservado, sensible y muy afectivo. Es muy sereno y posee una gran habilidad para trasmitir su tranquilidad y calmar a su pareja. En tanto, la obstinación de Tauro causará malestar en la pareja, aunque es agradable, paciente y honorable en sus sentimientos. Posee integridad e inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo, pero cuando se perturba, puede volverse impulsivo. Ambos son comprensivos y complacientes por esta razón vencerán todos los inconvenientes que se les presenten.

Acuario: La relación armónica entre estos dos seres es poco probable. Pero a pesar de los conflictos que puedan presentarse, nada es imposible para el amor. Tienen fuertes temperamentos, el sentido práctico, realista y objetivo de Tauro compensará las desenfrenadas reacciones románticas y soñadoras de Acuario. Esencialmente Tauro es una persona familiar y hogareña, es prudente, discreto, sensible, ambicioso. Además También es un crítico y un nato defensor de los intereses de su familia. Pero su obstinación causará malestar en la pareja, es sugestivo, paciente y susceptible en sus sentimientos, posee integridad e inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo. En tanto Acuario posee ideas de libertad, fraternidad, amor global. Sobre todo su cualidad de romper con lo usual o socialmente impuesto. Descubre el futuro vive intensamente, sueña siempre con nuevos horizontes, le desagrada la rutina, lo conservador y en esto se enfrenta a Tauro que goza de valores perdurables como la familia, el respeto, el trabajo. Tendrán que ejercitar la comprensión y tolerancia

Piscis: Pareja estable y armónica. Piscis es romántico y sentimental, fantasioso y místico, comprensivo y abnegado, su entrega es incondicional, para él no existen las fronteras emocionales, busca todos los modos de hacer feliz a su pareja, a cambio de afecto y seguridad. Tauro posee resistencia, calma, paciencia, inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo, pero cuando se enfada, puede volverse violento. Por esta razón es necesario buscarse un socio idóneo. Disfrutan de paseos juntos, son hogareños, su amor físico es mágico, místico e intenso. Los naturales de Tauro viven el amor de modo completo, constante y sin ligerezas. A esta pareja le espera un futuro prometedor.



Artículos Destacados