rss feeds RSS / /

Cámaras de 1,4 gigapíxeles vigilando ante posibles amenazas

Por Tecnologas

El Instituto Tecnológico de Masachussets (MIT por sus siglas en inglés) es el principal impulsor de la construcción e instalación en la isla de Hawai de un gran telescopio que destaca por su tecnología y por los objetivos que persigue. Es capaz de obtener imágenes de 1,4 gigapixeles de resolución con las que los científicos pretenden vigilar el cielo en busca de amenazas, como asteroides o cometas, para nuestro planeta.
El telescopio combina espejos relativamente pequeños con grandes cámaras digitales, proporcionando una forma económica para crear un sistema de observación eficiente que permite obtener una imagen del cielo con calidad varias veces al mes. Su objetivo primordial es descubrir objetos que se aproximen a la Tierra y que puedan suponer un riesgo para nuestra subsistencia.

Llamado Telescopio de Vigilancia Panorámica y Sistema de Respuesta veloz (Pan-STARRS por sus siglas en inglés -Panoramic Survey Telescope and Rapid Response System-), incorpora cuatro cámaras que son las cámaras digitales más grandes jamás construidas. Cada una es capaz de obtener imágenes con una resolución de 1.400 millones de píxeles. Lo consigue uniendo más de 4.000 sensores digitales en una superficie de 40 centímetros cuadrados. Será capaz de detectar objetos con tamaños desde los 300 metros cuadrados. Los chips de silicio permitirán que las imágenes obtenidas de objetos en movimiento tengan mucha nitidez, ya que eliminan las partes borrosas provocadas por efectos atmosféricos. Pan-STARRS, cuyas cámaras cubren un área del cielo seis veces más ancha que la luna llena, puede detectar estrellas diez millones de veces más débiles que las que podemos ver a simple vista. Además, este instrumento es único por su habilidad para encontrar objetos celestes en movimiento.

Otro de los retos de este proyecto ha sido cómo procesar todas esas imágenes. De ello se encargarán los potentes ordenadores del Maui High Performance Computer Center, donde se analizarán las imágenes en busca de cambios que puedan revelar asteroides desconocidos previamente. Asimismo, combinarán datos de varias imágenes para calcular las órbitas de los asteroides en busca de indicaciones respecto a sí uno de estos objetos celestes se puede interponer en el curso de la Tierra. Este sistema también será usado para catalogar el 99 por ciento de las estrellas del hemisferio norte que habían sido alguna vez observadas, incluidas las estrellas de galaxias cercanas. Asimismo, el reconocimiento de todo el cielo por parte del Pan-STARRS dará a los astrónomos la oportunidad de descubrir y monitorizar planetas alrededor de estrellas o explosiones de objetos extraños en otras galaxias.



Artículos Destacados