GuidePedia

0

Una boda siempre es un gran acontecimiento. Tendrás que estar contenta por todo lo que represente, ya que vas a unirte de por vida a la persona que de verdad amas. Hoy voy a hablarte de cómo actuar el día de la boda, encontrando la manera de serenarte y de no ponerte nerviosa. Siempre intenta no tomar alimentos excitantes, como el café, el té u otras sustancias como el alcohol o el tabaco.

Camina por la playa el día anterior y relájate respirando e inspirando de manera tranquila. Será una buena manera de que tu cabeza se relaje, dejando de pensar en lo que podría pasar. Reflexiona acerca de que si ambos habéis llegado hasta aquí es porque os importa vuestra pareja y ambos disfrutáis de vuestra compañía.

Las horas previas a la boda, siempre intenta retocarte y no tomar alimentos fuertes, los mismos nervios podrían jugarte una mala pasada, siendo los responsables de una digestión pesada y que te incordie durante las horas siguientes. Date un baño relajado y disfruta del aroma de la lavanda o de la menta, te sentirás muy tranquila.


Publicar un comentario

 
Top