GuidePedia

0

Si estás buscando un método de depilación más natural y que irrite menos tu piel, puedes unirte a la depilación con miel, tu piel no se verá tan maltratada y siempre podrás averiguar si te sienta mejor que la tradicional cera. Hay personas que sufren de más irritaciones por los componentes químicos de las ceras compradas, con esta mezcla las evitarás.

Intenta mezclar un tarrito de miel de flores o (tu miel habitual) con 3-4 cucharadas de azúcar blanco y un chorrito de zumo de limón. Caliéntalo al baño María hasta que la miel se ablande y el azúcar se haya deshecho y deja que se temple, para no quemarte la piel, al menos 15-18 minutos.

Comprueba que la mezcla está espesa pero manejable y con la ayuda de una espátula, ve extendiendo la mezcla en la zona a depilar, en el nacimiento contrario del vello. Con los dedos ve tirando de la tira de miel (puedes ayudarte de una tira de papel) para depilar tu pierna, ingle o axila ¡y adiós vello!


Publicar un comentario

 
Top