GuidePedia

0

Ser madre es maravilloso, no lo dudamos, pero ser madre primeriza puede resultar un poco estresante y es que cuando nuestro bebe llega al mundo nos volvemos inseguras, nos preocupamos en exceso y nos desvivimos por cuidarle como es debido. El primer consejo que os podemos dar, es que respiréis hondo y aprendáis a disfrutar de esta nueva experiencia ya que el estrés y la preocupación no nos servirán de nada, simplemente aprende y disfruta.

Empezaremos por los cambios de pañales y es que durante los primeros meses de vida de nuestro bebe, tendremos que cambiarle muy a menudo. Es importante que sepamos que al principio sus deposiciones tienen un aspecto muy oscuro y huelen fatal, pero con el tiempo irán cambiando a un aspecto más claro y espeso. En cada cambio de pañal es recomendable limpiar bien al bebe y dejar que su piel respire unos minutos y aplicar alguna crema si ya se ha escocido, no te preocupes porque es algo muy habitual.

La alimentación también es tema importante en el cual tendremos que armarnos de paciencia, si vas a amamantarle debes colocar a tu bebe de forma que pueda respirar por la nariz mientras se alimenta y procurar que expulse gases después de cada toma. En cuanto al baño, debemos esperar a que se le caiga el cordón umbilical antes de darle un baño y este debemos curarlo con un poco de alcohol y un algodón. El baño debe programarse siempre a la misma hora y por la noche, así dormirá mucho mejor y recuerda que la temperatura más óptima del agua son unos 37ºC y la habitación con calefacción para que no coja frio.

Publicar un comentario

 
Top