GuidePedia

0
La primavera ya ha llegado y como se acerca el buen tiempo que siempre le acompaña, es hora de cambiar nuestro fondo de armario y dejar que nuestros pies respiren con zapatos abiertos y frescos. Pero suele ocurrir que durante el invierno hemos descuidado el aspecto de nuestros pies y una pedicura de urgencia es la mejor forma de recuperar su cuidado aspecto. No es necesario que acudamos a ningún centro especializado ya que siguiendo unos sencillos pasos podemos hacernos una pedicura en casa de forma muy sencilla.

Comenzaremos por poner en remojo con agua caliente nuestros pies, siempre que hayamos retirado antes cualquier resto de esmalte de las uñas. Podemos añadir algún aceite esencial o sales minerales al agua para que nuestros pies queden descansados y relajados. Después los secamos y cortamos las uñas con unas tijeras todo lo rectas que podamos y sin pasarnos de cortas, ya que así evitaremos la aparición de uñas encarnadas. Acto seguido limaremos las uñas para dejarlas perfectas.

Una vez que hemos terminado con las uñas, pasaremos a las durezas que suelen dar un aspecto descuidado a nuestros pies. Para limar las asperezas con una lima común, primero debemos sumergirlos en agua caliente durante unos 10 minutos y después usar la lima de forma enérgica hasta que la piel quede libre de durezas. Después debemos hidratar la zona con una crema específica y repetir este proceso siempre que salgamos de la ducha, como método de prevención de las durezas.

Publicar un comentario

 
Top