GuidePedia

0
El peeling es un tratamiento estético que se basa en eliminar los restos de piel muerta que quedan en el rostro, de forma que aporta más luminosidad y mejor aspecto. Este tipo de tratamientos suelen realizarse en los centros de estética de confianza, pero suponen un gasto económico algo elevado y pueden resultar un poco agresivos para las pieles más sensibles. Por suerte existe la alternativa de usar productos naturales para hacer un peeling casero, el cual tendrá unos resultados casi tan eficaces como el peeling profesional.

Podemos hacer un peeling de sal marina y yogur natural, para el cual usaremos dos cucharas de yogur natural y una de sal marina. El yogur debe ser sin azúcar ni sabor y lo mezclaremos con la sal hasta que ambos estén bien ligados. Lo aplicamos sobre el cutis dando masajes circulares y lo dejamos actuar al menos durante 20 minutos. Tras lo cual podemos retirar con abundante agua tibia y observar los resultados desde el primer momento. El peeling puede hacerse una vez cada semana o cada dos semanas.

Para pieles secas podemos utilizar el peeling casero de aceite de oliva y azúcar. Necesitaremos dos cucharadas de azúcar, dos cucharadas de aceite de oliva y media cucharada de zumo de limón. Comenzaremos por mezclar el azúcar con el aceite de oliva y después el zumo de limón, tenemos que remover hasta que queden bien ligados. Aplicamos la mezcla sobre el rostro con suaves movimientos circulares y dejamos que actúe durante 10 minutos. Retiraremos con abundante agua fría para cerrar los poros.

Publicar un comentario

 
Top